keyboard_arrow_right
Cubanas putas

Prostitutas en moncada prostitutas menores de edad

prostitutas en moncada prostitutas menores de edad

A una amiga mía le hicieron una cruz de tiros, le metieron un palo por ahí. La encontraron vuelta nada, por la carretera al mar. La torturaron, qué pecado, hay peladas que han sufrido mucho. A esa muchacha la acusaron de que sabía de los enemigos de Pablo.

No quedamos sino dos. Yo y La Llorona. No nos dijeron nada, nos dejaron pasar sin problemas. Primero me quedé con Pablo un rato, pero después ya lo vi todo callado y me fui con uno de los trabajadores que estaban con él. Nos tocaba estar con todos los que estuvieran, primero era él Yo me quedé con él en el billar. Fuimos como cuatro mujeres. Vea, sinceramente ese hombre a mí no me hizo nada. Yo no sé, a la final era como todas las personas, pero cuando las peladas hablaban mal de ellos, la embarraban.

Era como muy callado, como pensante, lo que hacía, lo hacía con preservativo y ya, salía ahí mismo a fumarse cigarrilo con marihuana, por ahí pensativo. Pablo a muchas peladas les regalaba motos o les daba o pesos después, cuando ya se iban a ir.

No sean mal habladas, por eso es que las matan Es que si uno cogía algo, yo no lo debía contar y voy y lo piconeo en otra parte y empieza a regarse el cuento, entonces es que la matada fija El no hablaba de nada de las cosas de él. Uno simplemente iba a lo que iba. Es mejor que se hubiera muerto, le hizo daño a mucha gente, todas esas bombas que colocó, todas esas cosas tan horribles.

A mí me dio siempre miedo el día que fui hasta La Catedral, pero uno piensa en la plata. Cuando fui a La Catedral nos quedamos como dos horas, nos dieron de a Ahora puedes elegir los Boletines que quiera recibir con la mejor información. Conoce y personaliza tu perfil.

Hola el correo no ha sido verificado. Verificar correo ó cambiar correo. Llegamos como a las 8. Regulación aparte, la prostitución de menores en Barcelona es un problema antiguo, aunque la policía creía haberla erradicado por completo de las calles. En los clubes y otros locales, en cambio, todavía se dan casos. En , por ejemplo, el Grupo de Menores del Cuerpo Nacional de Policía detectó en Barcelona unos 20 locales de alterne con presencia de chicas de menos de 18 años.

Aquel año, adultos fueron detenidos por delitos, en su mayoría relacionados con la corrupción o agresiones sexuales, en los que las víctimas eran menores. Barcelona 24 JUN La mayor parte de las prostitutas que trabajan en La Rambla aseguran que proceden de Sierra Leona, un país inmerso en un grave conflicto armado que no les reconoce la ciudadanía.

Por eso, a pesar de contar con un certificado de expulsión, la policía no puede devolverlas a su país de origen tal como establece la Ley de Extranjería. Como era usual, Posada identificaba la cuestión moral como primordial y condenaba el desenfreno y el libertinaje. El deber de los gobiernos y de la higiene consistía en su reglamentación para limitar en lo posible sus estragos.

Guy ha mostrado cómo a finales del siglo XIX la policía de Buenos Aires acusaba a las prostitutas de conducta escandalosa, mientras se resistía a arrestar a los hombres por crímenes sexuales o de familia. En contraste, resulta significativo que Posada , p. Para combatir la sífilis, Posada , pp.

La posición de Posada era difícil, lo cual lo condujo a contradicciones. Simpatizaba con la reglamentación por la ventaja de la inspección sanitaria, pero defenderla abiertamente en un medio católico y conservador era imposible.

Por ello, en su respuesta al prefecto de policía condenaba enérgicamente la prostitución sugiriendo 'penas severas' para quienes la practicaran, pero al mismo tiempo proponía instrucción médica para ellas.

Para las sanas, añadía, el confinamiento era una buena medida porque creaba inmigración de brazos femeninos hacia esas regiones JCH, , pp. A pesar de los llamados a la discreción por parte de la JCH, nuevas denuncias sobre arbitrariedades se presentaron en cuando la policía detuvo a mujeres separadas de sus maridos, aparentemente, para apoderarse de sus bienes JCH, , p.

El régimen patriarcal católico que imperaba consideraba menores de edad a las mujeres casadas para todos los efectos legales y a las mujeres separadas no podía sino verlas con cierta sospecha Palacios, , p. Igualmente, se hacían mayores el hacinamiento en la ciudad, la pobreza causada por las migraciones campesinas y la mezcla abigarrada de animales y familias en las viviendas que causaba enfermedades de todo tipo Palacios, , pp.

El contagio 'venéreo' preocupaba también porque llegaba a las clases altas: Las veinte camas existentes en la sala de 'sifilíticos' del hospital eran insuficientes y se hacía indispensable su ensanchamiento JCH, , p.

De nuevo en , la policía del departamento de Cundinamarca solicitó instrucciones a la JCH sobre la propagación de las enfermedades 'venéreas'. La presentación del informe respectivo correspondió al médico Gabriel J.

Ante tal amenaza, Castañeda ibidem, pp. Pero ante todo, era preciso hospitalizar y ofrecer tratamiento a los 'sifilíticos'. En consecuencia, la mayoría de las prostitutas bogotanas provenía de ese grupo social Urrego, , pp. Para contener la prostitución, Castañeda no dudaba en proponer su reglamentación, aunque sabía que algunos se oponían con el argumento de que afectaba la libertad individual y otros porque la confundían con organización y fomento del vicio Castañeda, , p.

La ambigüedad respecto a la reglamentación era evidente también en Medellín, capital de Antioquia. El código de policía de declaró delito el negocio de la prostitución, mientras que en ese mismo año, la asamblea del departamento recomendaba a los concejos municipales ocuparse de la curación de las prostitutas contagiadas.

Esta ambigüedad derivaba de un orden social basado en la moral católica, en el honor de la familia y en la rígida distinción entre el espíritu y la carne. La reglamentación sólo vendría con el nuevo siglo, en medio de los vientos modernizadores del gobierno de Rafael Reyes. Aunque desde , los médicos Julio Ortiz y Luciano Restrepo elaboraron un proyecto de reglamentación para presentarlo ante la asamblea del departamento de Antioquia sin resultados aparentes SCMN, , p. Certezas diagnósticas, vicisitudes terapéuticas.

A comienzos del siglo XX, a la luz de las transformaciones en el conocimiento de las enfermedades infecciosas proporcionado por la bacteriología y la inmunología, se construyó el concepto moderno de sífilis. En , un equipo de bacteriólogos y zoólogos de la Oficina Imperial de Sanidad de Alemania concluyó que la espiroqueta encontrada en tejidos sifilíticos podría ser el agente etiológico de la sífilis. El microorganismo fue denominado Spirochaeta pallida y al ser inoculado en animales de experimentación probó ser el agente causal de la sífilis.

De hecho, compuestos que contenían arsénico se usaban contra la sífilis. Por ejemplo, en Colombia, la fuente de Catarnica, cerca de Tocaima, que contenía agua mineral arsenical, era popular en el tratamiento de la enfermedad Rocha, , p. Las noticias acerca de los nuevos descubrimientos fueron recibidas con entusiasmo por la comunidad médica colombiana que se aprestó a difundirlas en la prensa especializada Pulido, ; RMB, Estudiantes de medicina en París informaban sobre los ensayos realizados en el Instituto Pasteur con miras a la producción de un suero curativo Metchnikoff, ; Gutiérrez, En , José M.

Sin embargo, la aparición de un medicamento milagroso tenía sus limitaciones. Para Luis Zea Uribe , p. En el Segundo Congreso Médico Nacional que se reunió en Medellín en , se discutió extensamente el poderoso medicamento, pero las opiniones de los médicos estaban divididas; mientras unos negaban haber encontrado resultados positivos y lo consideraban peligroso, otros eran entusiastas partidarios SCMC, De otra parte, inspirados en la fabricación de sueros y antitoxinas que estaba en boga en los laboratorios europeos, Federico Lleras y José del Carmen Acosta hicieron ensayos de tipo serológico y presentaron sus resultados sobre la aplicación del suero humano anti-salvarsanizado contra la sífilis en el Cuarto Congreso Médico Nacional celebrado en Tunja en De esta manera, la comunidad médica colombiana no se limitaba a admirar y a imitar pasivamente los desarrollos de la medicina europea, sino que los adaptaba con éxito a las condiciones y a las necesidades locales.

Peligros de la blenorragia, inmunidad de las prostitutas. No solamente la sífilis era motivo de preocupación de la comunidad médica en las primeras décadas del siglo XX.

Juan David Herrera, médico graduado en París, miembro de la Academia de Medicina y profesor de anatomía en la Universidad Nacional, advertía en un artículo de que la gonorrea, llamada también blenorragia y considerada durante mucho tiempo una dolencia trivial, era en realidad una seria enfermedad contagiosa e infecciosa que podía producir peritonitis, prostatitis, artritis, pericarditis, ceguera en los recién nacidos y muerte por septicemia Herrera, , p.

Su tratamiento era complejo pues el remedio usualmente aceptado, grandes lavados de permanganato, no debía usarse en todos los casos ni para todos los períodos Iriarte, , p. Otros opinaban que la blenorragia era incurable SCMN, , p. Aunque algunas de las consecuencias de la gonorrea se conocían desde finales del siglo XIX, la advertencia de Herrera , p. En su descripción, la mujer aparecía no solamente como la víctima fatal de la concupiscencia masculina, sino también de su propia estructura anatómica: La naturaleza ha creado los órganos genitales de la mujer para mayor alegría de los gonococos.

Si bien su anatomía producía desventajas a la mujer, también le ofrecía compensaciones, puesto que aun infectada, ella y su pareja podían desarrollar inmunidad; pero si se inmiscuía un tercero, advertía Janet , p. De esta manera se explicaba por qué un joven que nunca había contagiado a su concubina, al casarse infectaba a su joven esposa que no gozaba de la inmunidad de la otra contra el gonococo.

Esto era lo que ocurría con las prostitutas que se exponían todos los días a la inoculación gonocócica. Así, la naciente ciencia de la inmunología ofrecía su propia versión de la diferencia entre mujer 'decente' y prostituta.

Para éstas se usaba un lenguaje directo, semejante al que se usaría para describir resultados de experimentación en animales de laboratorio, mientras que en aquéllas su estado de indefensión inmunológica parecía ser un reflejo de su condición supuestamente natural de desamparo. En , el médico Víctor Ribón , p. Clínicas y dispensarios para salvar el cuerpo de la nación.

Alcoholismo, tuberculosis y sífilis constituían la tríada de flagelos sociales identificados por los médicos, y todos ellos aparecían vinculados con la prostitución Jiménez López et al. Laurentino Muñoz, médico egresado de la Universidad de Antioquia, profesor de higiene de la Universidad Nacional y director del Departamento de Higiene entre y , aseguraba que la prostitución era responsable de la difusión del alcoholismo y del uso de 'drogas heroicas' entre la juventud, así como de la tuberculosis que se adquiría en el prostíbulo Muñoz, , pp.

Los congresos médicos eran oportunidades en las cuales los higienistas manifestaban su preocupación por los temas de la higiene social. El Quinto Congreso Médico Latinoamericano, celebrado en Lima en , recomendó la enseñanza oficial de la higiene sexual y el Segundo Congreso Médico Nacional de ese mismo año, reunido en Medellín, pidió organizar la profilaxis de la sífilis y del alcoholismo RMB, a, p. En esta reunión, los médicos José I.

En cuanto al aislamiento de los infectados, que entonces se planteaba como dogma para el caso de la lepra, el médico Jorge E. Delgado llegó a manifestar que también debía aplicarse a los 'tuberculosos' y a los 'sifilíticos' SCMN, , pp.

La Junta Central de Higiene en su informe al Congreso Nacional de señalaba los progresos crecientes de las enfermedades 'venéreas' y del alcoholismo JCH, , p. En pocos años se crearon varias instituciones dedicadas al control de este tipo de dolencias.

Resulta interesante constatar que con frecuencia los médicos llamaban 'avería' a la sífilis, nombre que hacía alusión a la noción de que la sangre de los enfermos 'sifilíticos' sufría alteraciones y se corrompía JCH, , p. El médico antioqueño Gustavo Uribe Escobar , p. Uribe Escobar , pp. El director de Higiene del departamento del Valle, igualmente preocupado con la expansión 'alarmante' de la 'terrible plaga' de la sífilis, logró la aprobación de la mitad de los gastos de instalación y funcionamiento de dispensarios 'antivenéreos' en las capitales de provincia del departamento RH, , p.

De manera semejante, el Tercer Congreso Médico Nacional, que se reunió en Cartagena en , recomendó la reglamentación de la prostitución de acuerdo con las necesidades regionales, el establecimiento de dispensarios gratuitos, la visita semanal a las prostitutas para hospitalizar a quienes resultaren enfermas o sospechosas y la divulgación, en los establecimientos de segunda enseñanza, de los peligros de los enlaces con personas contaminadas de enfermedades 'venéreas' RMC, , pp.

Para , casi todos los departamentos habían creado dispensarios para combatir la difusión de estas enfermedades, aunque todavía hacía falta personal competente y servicio de policía especial para hospitalizar a quienes lo necesitaran García Medina et al.

prostitutas en moncada prostitutas menores de edad

Prostitutas en moncada prostitutas menores de edad -

Ella misma, en una investigación reciente que ha realizado sobre clientes de servicios sexuales de pago, se encontró con hombres que admitían abiertamente haber visto a menores de edad en clubes de alterne. Primero me quedé con Pablo un rato, pero después ya lo vi todo callado y me fui con uno de los trabajadores que estaban con él. Que la prostitución ha existido siempre es algo muy dicho y que todos sabemos, pero, en los tiempos que vivimos, debemos mirar hacia la prostitución bajo el prisma de la liberación de la mujer, de sus derechos, de sus reivindicaciones, de su dignidad, y tratarla como una consecuencia del machismo reinante que la creó, la mantiene y la alimenta para que sirva a sus fines.

En este período, Colombia sufrió procesos de urbanización, crecimiento de población, nacimiento de la industria y aparición de una clase media y de un proletariado urbano. Los médicos encontraron una conexión estrecha entre la difusión del contagio de la sífilis y la gonorrea, y el aumento del ejercicio de la prostitución en las ciudades.

A finales del siglo XIX, los médicos y los organismos de higiene asumieron la prostitución como inevitable; en consiguieron reglamentarla y fundaron dispensarios para aplicar los tratamientos de mercurio y compuestos arsenicales. Hacia los años y , la curación de las enfermedades venéreas se asumió como un deber estatal de defensa de la raza y a favor de la civilización y del progreso. The article examines the Colombian medical field's fight against so-called venereal diseases between and , a period when the country was undergoing processes of urbanization, population growth, and the emergence both of industry as well as of a middle class and an urban proletariat.

Physicians found a close connection between the spread of syphilis and gonorrhea and the rise of prostitution in cities. At the close of the 19 th century, doctors and public health bodies assumed prostitution was inevitable. In they managed to have it legalized and they opened clinics to dispense mercury therapy and treatment with arsenic compounds. Starting in the s and s, treatment of venereal diseases was viewed as the State's duty, necessary to protect "la raza" and safeguard progress and civilization.

As of , the efficient use of penicillin once again caused the question of prostitution to be posed in more moral and aesthetic terms and brought an end to the regulations governing its practice, at least in Bogota.

Colombia, physicians, prostitution, syphilis, gonorrhea. Desde finales del siglo XIX hasta mediados del XX, el tema de la prostitución ocupó a los médicos colombianos, no porque este peculiar fenómeno social y cultural no hubiese existido en períodos anteriores, sino en parte porque en el lapso considerado, la medicina se convirtió en una profesión respetable y los médicos adquirieron un poder considerable en la sociedad colombiana. En virtud de ese poder, ellos estuvieron en condiciones de regular comportamientos, definir conductas como normales o patológicas y establecer normas para el conjunto de la población.

Asimismo, entre los años y , Colombia sufrió procesos de urbanización, crecimiento de la población, nacimiento de la industria, aparición de una clase media y de un proletariado urbano. En fin, inició su entrada en lo que se ha denominado la modernidad.

A partir de la reorganización de los estudios de medicina y de la creación de academias y sociedades médicas a finales del siglo XIX, 1 pero sobre todo con la creación de la Junta Central de Higiene JCH en , los médicos dispusieron de las bases institucionales para desplegar su labor no solamente curativa y sanitaria, sino también social y moral que les permitía diagnosticar los males de una sociedad en franco proceso de urbanización y de cambio. Por ello mantenían la imagen de las enfermedades 'venéreas' como infracción a la moral establecida, aunque no necesariamente como pecado en un sentido religioso.

Empero, hacia finales del siglo XIX, muchos médicos se mostraban pesimistas respecto de las posibilidades de acabar con la prostitución; se la veía como un 'mal necesario' y por ello prefirieron defender una reglamentación que, sin estimularla, estableciese unas normas para su ejercicio. Con ello se pretendía controlar la expansión del contagio de enfermedades. En este proceso fueron protagonistas los médicos, y las dimensiones médicas y sociales del problema fueron indistinguibles.

Por el contrario, los debates se orientaron con mayor brío a discutir los aspectos morales y estéticos de la cuestión. Una enfermedad moral y urbana. En , el médico francés Phillipe Ricord estableció la especificidad de la sífilis como entidad nosológica diferente de la gonorrea y definió sus tres estadios. La sífilis era por tanto un serio factor de despoblación, tema de gran significación para la sociedad europea en ese momento Fournier, , p.

Allí se les daba un certificado en el que constaba el estado de su salud y la fecha en que debían presentarse de nuevo; debido a que el riesgo de contaminación en ellas era alto, debían ser vigiladas constantemente para evitar la propagación del 'mal venéreo'.

Las mujeres que se encontraban enfermas debían hospitalizarse y recibir tratamiento hasta su completa curación RMB, b, pp. En respuesta, la SMCNB nombró comisiones para estudiar cada uno de los siguientes temas cruciales para la higiene de la urbe: Como era usual, Posada identificaba la cuestión moral como primordial y condenaba el desenfreno y el libertinaje.

El deber de los gobiernos y de la higiene consistía en su reglamentación para limitar en lo posible sus estragos. Guy ha mostrado cómo a finales del siglo XIX la policía de Buenos Aires acusaba a las prostitutas de conducta escandalosa, mientras se resistía a arrestar a los hombres por crímenes sexuales o de familia.

En contraste, resulta significativo que Posada , p. Para combatir la sífilis, Posada , pp. La posición de Posada era difícil, lo cual lo condujo a contradicciones. Simpatizaba con la reglamentación por la ventaja de la inspección sanitaria, pero defenderla abiertamente en un medio católico y conservador era imposible.

Por ello, en su respuesta al prefecto de policía condenaba enérgicamente la prostitución sugiriendo 'penas severas' para quienes la practicaran, pero al mismo tiempo proponía instrucción médica para ellas. Para las sanas, añadía, el confinamiento era una buena medida porque creaba inmigración de brazos femeninos hacia esas regiones JCH, , pp. A pesar de los llamados a la discreción por parte de la JCH, nuevas denuncias sobre arbitrariedades se presentaron en cuando la policía detuvo a mujeres separadas de sus maridos, aparentemente, para apoderarse de sus bienes JCH, , p.

El régimen patriarcal católico que imperaba consideraba menores de edad a las mujeres casadas para todos los efectos legales y a las mujeres separadas no podía sino verlas con cierta sospecha Palacios, , p. Igualmente, se hacían mayores el hacinamiento en la ciudad, la pobreza causada por las migraciones campesinas y la mezcla abigarrada de animales y familias en las viviendas que causaba enfermedades de todo tipo Palacios, , pp.

El contagio 'venéreo' preocupaba también porque llegaba a las clases altas: Las veinte camas existentes en la sala de 'sifilíticos' del hospital eran insuficientes y se hacía indispensable su ensanchamiento JCH, , p. De nuevo en , la policía del departamento de Cundinamarca solicitó instrucciones a la JCH sobre la propagación de las enfermedades 'venéreas'.

La presentación del informe respectivo correspondió al médico Gabriel J. Ante tal amenaza, Castañeda ibidem, pp. Pero ante todo, era preciso hospitalizar y ofrecer tratamiento a los 'sifilíticos'.

En consecuencia, la mayoría de las prostitutas bogotanas provenía de ese grupo social Urrego, , pp. Para contener la prostitución, Castañeda no dudaba en proponer su reglamentación, aunque sabía que algunos se oponían con el argumento de que afectaba la libertad individual y otros porque la confundían con organización y fomento del vicio Castañeda, , p. La ambigüedad respecto a la reglamentación era evidente también en Medellín, capital de Antioquia. El código de policía de declaró delito el negocio de la prostitución, mientras que en ese mismo año, la asamblea del departamento recomendaba a los concejos municipales ocuparse de la curación de las prostitutas contagiadas.

Esta ambigüedad derivaba de un orden social basado en la moral católica, en el honor de la familia y en la rígida distinción entre el espíritu y la carne.

La reglamentación sólo vendría con el nuevo siglo, en medio de los vientos modernizadores del gobierno de Rafael Reyes. Aunque desde , los médicos Julio Ortiz y Luciano Restrepo elaboraron un proyecto de reglamentación para presentarlo ante la asamblea del departamento de Antioquia sin resultados aparentes SCMN, , p.

Certezas diagnósticas, vicisitudes terapéuticas. A comienzos del siglo XX, a la luz de las transformaciones en el conocimiento de las enfermedades infecciosas proporcionado por la bacteriología y la inmunología, se construyó el concepto moderno de sífilis. En , un equipo de bacteriólogos y zoólogos de la Oficina Imperial de Sanidad de Alemania concluyó que la espiroqueta encontrada en tejidos sifilíticos podría ser el agente etiológico de la sífilis.

El microorganismo fue denominado Spirochaeta pallida y al ser inoculado en animales de experimentación probó ser el agente causal de la sífilis. De hecho, compuestos que contenían arsénico se usaban contra la sífilis. Por ejemplo, en Colombia, la fuente de Catarnica, cerca de Tocaima, que contenía agua mineral arsenical, era popular en el tratamiento de la enfermedad Rocha, , p.

Las noticias acerca de los nuevos descubrimientos fueron recibidas con entusiasmo por la comunidad médica colombiana que se aprestó a difundirlas en la prensa especializada Pulido, ; RMB, Estudiantes de medicina en París informaban sobre los ensayos realizados en el Instituto Pasteur con miras a la producción de un suero curativo Metchnikoff, ; Gutiérrez, En , José M. Sin embargo, la aparición de un medicamento milagroso tenía sus limitaciones.

Para Luis Zea Uribe , p. En el Segundo Congreso Médico Nacional que se reunió en Medellín en , se discutió extensamente el poderoso medicamento, pero las opiniones de los médicos estaban divididas; mientras unos negaban haber encontrado resultados positivos y lo consideraban peligroso, otros eran entusiastas partidarios SCMC, De otra parte, inspirados en la fabricación de sueros y antitoxinas que estaba en boga en los laboratorios europeos, Federico Lleras y José del Carmen Acosta hicieron ensayos de tipo serológico y presentaron sus resultados sobre la aplicación del suero humano anti-salvarsanizado contra la sífilis en el Cuarto Congreso Médico Nacional celebrado en Tunja en De esta manera, la comunidad médica colombiana no se limitaba a admirar y a imitar pasivamente los desarrollos de la medicina europea, sino que los adaptaba con éxito a las condiciones y a las necesidades locales.

Peligros de la blenorragia, inmunidad de las prostitutas. No solamente la sífilis era motivo de preocupación de la comunidad médica en las primeras décadas del siglo XX.

Juan David Herrera, médico graduado en París, miembro de la Academia de Medicina y profesor de anatomía en la Universidad Nacional, advertía en un artículo de que la gonorrea, llamada también blenorragia y considerada durante mucho tiempo una dolencia trivial, era en realidad una seria enfermedad contagiosa e infecciosa que podía producir peritonitis, prostatitis, artritis, pericarditis, ceguera en los recién nacidos y muerte por septicemia Herrera, , p.

Su tratamiento era complejo pues el remedio usualmente aceptado, grandes lavados de permanganato, no debía usarse en todos los casos ni para todos los períodos Iriarte, , p. Otros opinaban que la blenorragia era incurable SCMN, , p. Aunque algunas de las consecuencias de la gonorrea se conocían desde finales del siglo XIX, la advertencia de Herrera , p. En su descripción, la mujer aparecía no solamente como la víctima fatal de la concupiscencia masculina, sino también de su propia estructura anatómica: La naturaleza ha creado los órganos genitales de la mujer para mayor alegría de los gonococos.

Si bien su anatomía producía desventajas a la mujer, también le ofrecía compensaciones, puesto que aun infectada, ella y su pareja podían desarrollar inmunidad; pero si se inmiscuía un tercero, advertía Janet , p. De esta manera se explicaba por qué un joven que nunca había contagiado a su concubina, al casarse infectaba a su joven esposa que no gozaba de la inmunidad de la otra contra el gonococo.

Esto era lo que ocurría con las prostitutas que se exponían todos los días a la inoculación gonocócica. Así, la naciente ciencia de la inmunología ofrecía su propia versión de la diferencia entre mujer 'decente' y prostituta. Para éstas se usaba un lenguaje directo, semejante al que se usaría para describir resultados de experimentación en animales de laboratorio, mientras que en aquéllas su estado de indefensión inmunológica parecía ser un reflejo de su condición supuestamente natural de desamparo.

En , el médico Víctor Ribón , p. Clínicas y dispensarios para salvar el cuerpo de la nación. Alcoholismo, tuberculosis y sífilis constituían la tríada de flagelos sociales identificados por los médicos, y todos ellos aparecían vinculados con la prostitución Jiménez López et al.

Laurentino Muñoz, médico egresado de la Universidad de Antioquia, profesor de higiene de la Universidad Nacional y director del Departamento de Higiene entre y , aseguraba que la prostitución era responsable de la difusión del alcoholismo y del uso de 'drogas heroicas' entre la juventud, así como de la tuberculosis que se adquiría en el prostíbulo Muñoz, , pp. Los congresos médicos eran oportunidades en las cuales los higienistas manifestaban su preocupación por los temas de la higiene social.

El Quinto Congreso Médico Latinoamericano, celebrado en Lima en , recomendó la enseñanza oficial de la higiene sexual y el Segundo Congreso Médico Nacional de ese mismo año, reunido en Medellín, pidió organizar la profilaxis de la sífilis y del alcoholismo RMB, a, p. En esta reunión, los médicos José I.

En cuanto al aislamiento de los infectados, que entonces se planteaba como dogma para el caso de la lepra, el médico Jorge E. Delgado llegó a manifestar que también debía aplicarse a los 'tuberculosos' y a los 'sifilíticos' SCMN, , pp.

La Junta Central de Higiene en su informe al Congreso Nacional de señalaba los progresos crecientes de las enfermedades 'venéreas' y del alcoholismo JCH, , p. En pocos años se crearon varias instituciones dedicadas al control de este tipo de dolencias. Resulta interesante constatar que con frecuencia los médicos llamaban 'avería' a la sífilis, nombre que hacía alusión a la noción de que la sangre de los enfermos 'sifilíticos' sufría alteraciones y se corrompía JCH, , p.

El médico antioqueño Gustavo Uribe Escobar , p. Uribe Escobar , pp. El director de Higiene del departamento del Valle, igualmente preocupado con la expansión 'alarmante' de la 'terrible plaga' de la sífilis, logró la aprobación de la mitad de los gastos de instalación y funcionamiento de dispensarios 'antivenéreos' en las capitales de provincia del departamento RH, , p.

De manera semejante, el Tercer Congreso Médico Nacional, que se reunió en Cartagena en , recomendó la reglamentación de la prostitución de acuerdo con las necesidades regionales, el establecimiento de dispensarios gratuitos, la visita semanal a las prostitutas para hospitalizar a quienes resultaren enfermas o sospechosas y la divulgación, en los establecimientos de segunda enseñanza, de los peligros de los enlaces con personas contaminadas de enfermedades 'venéreas' RMC, , pp.

Para , casi todos los departamentos habían creado dispensarios para combatir la difusión de estas enfermedades, aunque todavía hacía falta personal competente y servicio de policía especial para hospitalizar a quienes lo necesitaran García Medina et al. La insistencia en la necesidad de reglamentar la prostitución indica que las normas existentes eran impotentes para controlar el problema. A partir de la segunda década del siglo XX, el Estado colombiano, en proceso de consolidación y de modernización, asumió el problema de detener la difusión de las enfermedades 'venéreas' y fundó instituciones para su tratamiento y control.

Asegurar el tratamiento de los enfermos e impedir el contagio de los sanos pasó de ser un asunto de decisión individual a ser una responsabilidad estatal. Las enfermedades 'venéreas' dejaron de ser sólo infracciones al orden moral, para convertirse en amenazas a la existencia misma de la nación.

Porvenir de la raza y certificado prenupcial: Torres Umaña , pp. Una 'raza' fuerte, preparada para el trabajo sólo podía ser fruto de familias bien constituidas, sanas, libres de las taras hereditarias producidas por la sífilis.

En los años y , los higienistas encontraron apoyo en la eugenesia, o ciencia del buen nacer, que tan buen recibo había tenido en muchos países europeos y en algunos latinoamericanos. La Guardia Urbana y la policía controlan de cerca la nueva prostitución de La Rambla. La Guardia Urbana ha incrementado sus dotaciones en las zonas de Canaletes y Colón para evitar que las chicas rebasen el actual perímetro.

Los responsables de algunos bares ya han hecho llegar su descontento al municipio, ya que los clientes de las terrazas se quejan del acoso de ciertas prostitutas. También la Associació d'Amics de les Rambles ha expresado su malestar por la situación. Pese al aumento de la prostitución en La Rambla y la Ciutadella, los cuerpos de seguridad no han sido capaces de detectar la existencia de redes que trafiquen con las chicas. Sin embargo, este portavoz cree que sí pueden darse 'casos aislados de proxenetismo'.

En opinión de Xuclà, el Gobierno prefiere 'cerrar los ojos' ante unas redes de prostitución de inmigrantes que 'esclavizan a las personas y las privan de sus derechos elementales'. Regulación aparte, la prostitución de menores en Barcelona es un problema antiguo, aunque la policía creía haberla erradicado por completo de las calles. En los clubes y otros locales, en cambio, todavía se dan casos.

En , por ejemplo, el Grupo de Menores del Cuerpo Nacional de Policía detectó en Barcelona unos 20 locales de alterne con presencia de chicas de menos de 18 años. Aquel año, adultos fueron detenidos por delitos, en su mayoría relacionados con la corrupción o agresiones sexuales, en los que las víctimas eran menores.

Y por supuesto que hay prostibulo en ingles sinonimos de consentido eliminar tanto politico corrupto y chupoptero. También tenía una niña de nueve. En la casa de acogida para personas prostituida y traficadas que Apramp tiene en Madrid, viven en estos momentos nueve mujeres, una de ellas una nigeriana menor de edad. En Colombia, la penicilina se usaba ya enlo cual permitía a Laurentino Muñoz afirmar que la sífilis y la gonorrea estaban desapareciendo como problema social "bajo el golpe seguro de este hongo todopoderoso". Uno simplemente iba a lo que iba. Ella misma, en una investigación reciente que ha realizado sobre clientes de servicios sexuales de pago, se encontró con hombres que admitían abiertamente haber visto a menores de edad en clubes de alterne.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *